martes, 27 de septiembre de 2016



 POLÍTICA   POLICROMADA
                   EN MAYÚSCULA 

 Yo no entiendo de política,
Yo no sé absolutamente nada de política.
Yo no soy politóloga.
Sé de Justicia y de Paz,
de Amistad y de Verdad;
Rosa Amaranto entre Naranjas.
También yo sé,
de Odio y Mentira, de Desamor,
de la Opresión más absoluta,
y del Dolor en el Silencio;
de Azul Marino.
Conozco bien la Depresión,
y del pretexto de la Locura,
de Aberraciones, de Oportunismo,
de Corrupción, Única idea;
 Rojo Partido.
Quizá yo sepa para mi pena,
de Tiranía, de Dogmatismo,
de Monarquía y de Fascismo,
de la Prisión; de Verde Olivo.
Aún no comprendo
la Diplomacia, la Hipocresía,
el Doble juego, la Conveniencia,
el Sin Derechos; el Gris Plomizo.

Quiero confiesen aquello oculto;
la Indiferencia, los Laberintos,
el Satanismo con sus Complots,
y de la Muerte; el Negro Abismo.
Puedo imaginar, ojos empáticos,
loca alegría de los colores,
manos unidas,
la Libertad llena de Amor;
de Rosa Fucha con Blanco Espuma.
Percibo acaso con la Intuición,
la Inteligencia, Sabiduría,
todo el talento de los Dorados,
de rubia arena; del Amarillo.
Yo no entiendo de política,
yo no sé absolutamente nada de política;
yo no soy politóloga.
Sólo de colores hoy sé,
de Blanco Sucio, de Negro Llanto,
de Índigo golpe, Verde tortura,
y hasta de Sepias de la tristeza
.Sé de matices para el mañana,
             de Transparencia de un Nuevo sueño,
de Rojo Vida, Lila Violeta;
de Rosa Blanca de mi Martí.
Haga clic en el enlace para oir el audio del poema por la autora
https://soundcloud.com/ana-luisa-rubio/politica-policromada-en-mayuscula

                                   

MARAKABANBA



Ando buscando un amigo 
me voy a Marakabanba,
 la tierra que  yo he escogido
donde el poder ya no manda.
y todos se apoyan unidos
 Marakabanba, Marakabanba,
donde se encuentran amigos.
Los hay de todos colores
hasta morados los hay
amigos de Makarabanba
donde único los hallarás
Son amigos desgenetizados
que te pueden escuchar,
y no andan apurados
tienen tiempo para amar
Marakabanba Marakabanba
no quiero amigo virtual
que sus ojos no me miren
y yo no pueda abrazar
En la tierra donde viven
los que son Marakabanbeses
no se usa la mentira
ni la envidia ni dobleces,
ni tampoco ni una ira.
la gente toda se quiere
y se ayudan mutuamente.
No necesitan teléfonos
ni siquiera el Internet
no hablan nada que dañe 
los sentimientos del otro
ni te dicen al revés.
Perdonan cada minuto
los deslices que  te salen,
cuando te sientes tan solo
y no te juzgan pues conocen
que  vigas en sus ojos hay
Ando buscando un amigo
me voy a Marakabanba
Marakabanba Marakabanba
casi que puedes ver
lo que llevan con sombrero,
cuando la luz les delata
transparente  el manigüero
donde se esconde inocente
toda idea de bondad
Marakababanba, Marakababanba
allí me quiero perder.

Haga clic en el enlace de audio para escuchar el poema por la autora

hhttps://soundcloud.com/ana-luisa-rubio/marakabambaxxx

YA NO...PERO SÍ


Ya mis muslos no te cantan retadores 
y mis venas ya se asoman sin permiso.
Ya mis senos no discuten con la Luna 
ni hay medida de princesa en mi cintura.
Ya mis ojos no te ven entre cortinas
ni mi aliento se repite en una uva.
Ya los plises de mis manos no presumen
y el deseo de tu roce me perturba.
Ya mi boca descosida calla amores
y el tremor en tu presencia me obnubila.
Ya no pinto desatinos Dalinianos 
ni descubro en tu iceberg mi Titánic.
Ya mi vista no te busca en descamisos, 
sí en argucias del perfil de tu mirada.
Ya no monto la lascivia en mi cadera,
más me pierden liviandades en tu ilíaco.
Ya la tierra de mi tumba están cerniendo,
cuando apenas me describo en tu poesía.
9/27/2016
Clic en el enlace para escuchar el audio del poema por la autora

sábado, 24 de septiembre de 2016



             
  INVISIBLES

 Es  como un viento oculto
que me lleva, que me lleva,
que me arrastra quebradizo;
que susurra, que murmura,
que me amarra, que me anula.

Es como un viento sucio,
que me ahoga, que me enreda,
que me envuelve, que me mancha
de la lluvia, del procaz,
del espanto del vulgar.

Que me lleva, que me lleva;
que martilla todo sueño,
 que vacía toda luz,
que me daña, que me rompe,
que me siembra en su dolor.

Que se vaya, que se vaya;
que se aleje para siempre,

que me suelte, que se pierda,
que no vuelva, que no vuelva
@na

Clic en el enlace para oir el audio del Poema 

https://soundcloud.com/ana-luisa-rubio/invisibles

martes, 30 de agosto de 2016


“CUIDO Y PASEO TU MASCOTA” aramusa24@gmail.com
Hay una cierta edad en que uno se mira al espejo y se dice “Bueno, Y qué? Por qué pasarte la vida dando explicaciones de tus planes buenos o malos, para lograr “aceptación” de los que te rodean (no siempre te acompañan ni pagan tus billes) y tener que oír y hasta aparentar aceptar el rosario de opiniones en contra o con buena suerte, las abstenciones solapadas o un “Adelante” o “Tú puedes”. Es así que se llega a la genial conclusión – Y qué? Amo a los animales. He pasado más tiempo y me he divertido más con ellos en mi vida que con todos mis amores humanos reunidos. Entonces –What’s the problem?
Me fascina mi carrera como actriz, lo cual seré hasta mi muerte, por aquello de “genio y figura hasta la sepultura” y donde pasé la mayoría de los años que no cuento, en la radio y la TV cubana recibiendo mucho reconocimiento y respeto por unos y la indiferencia o mala intención y la censura de otros, como es el arte en el mundo para todo artista, hasta un día que…
Que en mi nuevo país, “MIAMI” (ja ja Miami es un país para muchos) se me ha hecho difícil (aunque no creo en imposibles pero sí en “el momento preciso”)  como a tantos actores cubanos, por mis  problemas de salud, y por esto y por lo otro, y por mas cual o tal cual , he decidido dejar ese asunto complicado en las manos de quien hará siempre lo mejor para mí; Dios.
 Amo escribir (me ayuda a salvar mi alma) si no fuera por este vicio de coleccionar palabras para narrar mis ángeles o sacar mis bestias interiores, ya habría muerto por inanición de espíritus afines. Sólo que no logro machear el placer enorme de escribir, con los negocios, eso me falta, ser práctica, objetiva. Me parece genial de quienes lo logran y “have to” pero quizá no es mi momento.
 Adoraba cocinar (soy estelar en eso y hasta me ayudó a sobrevivir un tiempo en mi país con una Paladar (pequeño restaurante privado) en el horror del “Período especial” aunque ahora, por aquello de lo que se debe o no por la salud y unas libritas inoportunas fui perdiéndole el gusto y  un poco de lo que se necesita como condimento esencial para ser CHEF en la culinaria; espontaneidad.
Rebuscando en lo que sí y en lo que no y lo que me gusta y puedo o creo poder intentar, salió aquello de mi vicio, pasión obsesión casi, por los animales y el tiempo y esfuerzos que con tanto amor les he regalado y que seguiré haciendo hasta que un día me toque transmutarme y me vaya a vivir en paz con todo lo querido, a ese otro universo. “So”, me  dije como decía un personaje de la TV, viejo ya, del clásico dirigente u oportunista cubano muy simpático por cierto.
“Mi misma”, ¿por qué no dejas de angustiarte con los asuntos mundanos y dedicas  ese tiempo de energía itinerante  a lo que más amas? tus niños, tus mascotas que son las tuyas y las de otros y las de todos. Quizá si es cierto que se recibe lo que se ha dado por amor y con amor, esa energía  te ayude ahora y puedas hacer lo que realmente adoras hacer, estar con ellos y por qué no, reunir lo suficiente para cumplir un bello y antiguo sueño relacionado con ellos “mismos” y que no digo porque los sueños no se dicen del todo, para no atraer la mala vibra de la envidia; conclusión, allá voy señores.
“CUIDO Y PASEO TU MASCOTA”

” Mándame un  mensajito y nos ponemos de acuerdo. Tú verás!

martes, 11 de septiembre de 2012











ME GUSTA

Si te quitas el sombrero,
que te tapa lo que escuchas, me gusta.
Si pesas mi alimento honrado
y no me sumas la tierra, me gusta.

Si puedo opinar libremente
sin que me suenes el cuero, me gusta. 
Si respetas mi espacio privado
y no me rompes la puerta, me gusta.

Si sacas de tu banco en Suiza
y  en  mi salario se cuenta, me gusta.
Si puedo viajar libremente
 a ver mi amigo en el Polo, me gusta.

Si no me cortas  el cable
con que chateo y conozco, me gusta.
Si no discriminas mis ansias,
y no me impones tu ruta, me gusta.

 Si emites algún sonido,
y respondes el clamor cubano, me gusta.
Si mis derechos aceptas
y ofreces la mano amiga, me gusta.


Si te quitas tu uniforme,
y me miras como hermano, me gusta.
pero si dejas libre mi patria
y en Marte buscas asilo;

¡me gusta, me gusta, me gusta.!


25 de Agosto de 2012

PARA OIR EL AUDIO DE ESTE POEMA POR SU AUTORA;
 HAGA CLIC EN EL ENLACE AQUÍ DEBAJO

https://soundcloud.com/ana-luisa-rubio/me-gusta





martes, 4 de septiembre de 2012

Una palabra para continuar

Me gusta escribir, siempre, desde niña  me ha gustado escribir (y hablar, para preguntar por qués y ser muy sabionda).
 Esa impaciencia innata que me acompaña desde que llegué a este planeta efervescente, me convenció por casi toda una era, de que no podía ser capaz de escribir pues “nunca” me sentaría detrás de una “maquinita” por horas, a enredar palabras, mientras se podía  jugar con la arena, o tocar una nube con las alas de mis hadas o amar a la deriva o sembrar un milagro.
No, eso no era  para mí, yo debía caminar mucho con zapatos grandes para llegar bien lejos. donde me esperaba  mi sueño.
 ¿Pero… y poeta? ¡Poeta yo! ¿Yo poeta? No sé.
Verdad que me gusta dibujar palabras que canten bonito, y tengan más colores que los que ve  la montaña y vuelen tan alto que las toque  Dios.
 Sin embargo, definitivamente no podía ser escritora con esa jiribilla en la sangre, que no me hacía quieta, ni me dejaba posarme por un rato ni en una calabaza.
Y pasaron los años y crecí, crecí tanto que casi me deshojo y se me enfrió la sangre en la sorpresa de lo absurdo, ante  el dolor que rezuma la corteza de mi patria.
 Ya no voy como el correcaminos, ahora mis pasos me duelen en sus marcas, pero ahora sé que puedo escribir, no como Cervantes ni como Lorca o Vallejo pero sí como yo, con mis imprecisiones y mis despistes y aún desde adentro.
¡Voy a escribir! A pesar de los que me niegan y me cuentan años como el que contabiliza estrellas que se les esfuman, pues los años y las estrellas son luz de vida incontable.
A lo mejor, quién sabe, con este vivir tanta historia increíble de las verdes y las maduras, con este dejar mi esqueleto trabado en una riña por honor, con esta defensa a ultranza de mi derecho y de mi izquierdo, va y se me dan, muertas de amor por mí, las palabras necesarias para decir con algo de talento y hasta con la mesura imprescindible que me haga creíble ante los que no me sienten.
Necesito esas palabras para ayudar a los míos con mi decir, escribiendo, denunciando de aquí hasta la luna, toda, todita la maldad de esos gnomos advenedizos que se han robado la savia de mi tierra.
Fue así que un día, cuando creí que se me había ido despavorida cada letra a otra galaxia del tiempo, y se me quedaron mudas  las palabras que suenan a esperanza y me desmayé de miedo por  las miles de horas en el desierto  y olvidé escribir;  una sola de ellas, una aparente  sencilla palabra que se quedó rezagada en la estampida, logró levantarme y me sostuvo con su aliento la cordura.
Estaba sola, era única y parecía una indefensa palabra, Libertad.

19 de Agosto de 2012
.




martes, 14 de agosto de 2012
















SIN TIEMPO

Se me va acabando el tiempo,
para  sembrar allí, donde no crece jamás.
Se me va acabando el tiempo,
de que aún nazcan las nanas en un aura de paz.

Se me va acabando el tiempo,
para desatar las manos de brotes indefensos
Se me va acabando el tiempo,
de pedir a la lluvia que inunde los silencios.

Se me va acabando el tiempo,
para romper las puertas que nunca han abierto.
Se me va acabando el tiempo,
de salvar cada paso que ha secado el desierto.
.

Se me va acabando el tiempo,
para  amar los amores que por siempre yo odié.

DA CLIC DEBAJO: AUDIO  del poema por la autora
https://soundcloud.com/ana-luisa-rubio/sin-tiempo